mano fregando un tenedor sobre fregadore

En prácticamente todos los hogares y, más concretamente, en la cocina solemos encontrar un elemento: el estropajo. Sin embargo, este suele estar hecho de materiales sintéticos, como el poliéster o la poliamida, convirtiéndose en un problema medio ambiental.

El problema principal surge debido a que con su uso y deterioro se sueltan pequeñas microfibras de plástico que se pierden por el desagüe, y a través de este, alcanzan ríos, mares y océanos. Pero este no es el único problema, pues una vez que el estropajo tenga que ser renovado, este se convierte en un residuo plástico que raramente será reciclado, acabando, en el mejor de los casos, en un vertedero por cientos de años.

Es por estos motivos por lo que queremos animarte a que cambies tu estropajo por uno que no contamine el medio ambiente y resulte más sostenible. Te damos varias ideas de estropajos naturales y sostenibles:

Tipos de estropajos naturales

  • El rey de los estropajos naturales: el estropajo de luffa. Este estropajo está hecho a partir de la planta de luffa, una planta originaria de Asia, que proporciona unos frutos de apariencia similar al calabacín, de los que se obtiene una especie de esponja que con el tratamiento necesario adquiere la forma de estropajo. Su principal ventaja es que es 100% natural y biodegradable, por lo que no contamina ni daña el medio ambiente. En concreto, el estropajo de luffa que puedes encontrar en nuestra tienda está cultivado y producido en Pontevedra.
  • El estropajo de esparto lo recordarás de tus padres y abuelos, ya que, antes se utilizaba con gran asiduidad ¡y qué maravilla es poder recuperar las costumbres que benefician a nuestro planeta y a nuestra sociedad!

Otras alternativas sostenibles a los estropajos convencionales

Si ninguna de las alternativas anteriores te ha convencido pero aún así sigues queriendo disminuir la cantidad de residuos que generas y quieres evitar que nuestros mares y océanos se contaminen de plástico, tenemos más alternativas para ti.

  • Estropajo de cobre. El estropajo de cobre tiene la ventaja de que es reciclable infinitas veces. Este puede ser una muy buena alternativa si buscas un estropajo un poco más duro, pero que no dañe tu vajilla.
  • Cepillo de madera de haya y fibras de tampico. Diseño y sostenibilidad, los cepillos de madera no solo son una alternativa sostenible también dan un toque estético a tu cocina. Biodegradables y hechos con materiales sostenibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.