cinco envases de cristal para una compra cero residuo sobre una mesa de madera

Después de conocer todos los problemas ocasionados por el uso de plástico de un solo uso, te has propuesto reducir tus residuos y pasarte a un estilo de vida “cero residuo”, pero no sabes por donde empezar.

Es normal que ante tanta información te sientas algo confuso… ¿tengo que comprarme un cepillo de dientes de bambú? ¿dónde puedo comprarlo? ¿los tetrabriks se pueden reciclar? ¿qué hago si no puedo beber agua del grifo?

Probablemente, a lo largo de tu camino te surgirán muchas preguntas e, incluso, puede que, a veces, las circunstancias lo compliquen. Sin embargo, no es necesario que lo hagas perfecto, que sigas cada consejo de inmediato ni que hagas todos los cambios de golpe. Haz el camino a tu ritmo y haz los cambios que te puedas permitir.

¿Cómo empezar a vivir sin residuos?

El primer paso hacia un estilo de vida sostenible empieza en tu basura. Tal y como indica, Erin Rhoads en su libro Residuo Cero, “reducir lo que tiramos en la basura redunda en beneficio de la lucha contra el cambio climático, la proliferación del plástico y el aumento de la contaminación”.

Para poder reducir tu basura, debes conocer qué estás tirando en ella. Puedes hacer este análisis de dos formas:

  1. Cada vez que tires algo al contenedor de basura (si tiene varios contenedores para el reciclaje, en este caso, solo tendrá que analizar el contenido del cubo de la basura dedicado al plástico) anótalo en una lista y divide el contenido en diferentes categorías: envoltorios alimentarios, botellas, artículos de aseo, etc.
  2. Echa la basura que ya tengas en el cubo de la basura y amontona los artículos por categorías.

De esta forma, podrás observar en qué categorías tienes que hacer un mayor esfuerzo para reducir sus residuos.

Una vez analizada la basura, podrás comenzar a reducir tus residuos. Busca consejos e ideas para reducir los residuos que más se repiten en tu basura. Por ejemplo, si hay muchos envoltorios alimentarios, hazte con unas bolsas para comprar a granel y busca una tienda en tu barrio que te permita llevar tus propias bolsas.

Poco a poco, conseguirás eliminar la mayor parte de tus residuos plásticos. Puedes realizar este análisis cada mes o cada dos meses para medir tu progreso. Puede ser una buena forma de motivarte a seguir en tu camino.

Otros consejos antes de iniciarse en el cero residuo

Para mantenerte en el camino y, que reducir tus residuos no se convierta en un problema, será muy importante que sigas estos consejos:

  • Céntrate en qué puedes hacer. Cada persona tiene unas circunstancias únicas y diferentes. Haz lo que puedas y no seas duro contigo mismo.
  • Busca apoyo. Explícales a tus amigos y familiares la importancia de reducir los residuos, cuéntales en que consiste el estilo de vida cero residuos y anímalos a que se unan al movimiento. Únete a un grupo de personas que también compartan un estilo de vida cero residuos. Participa en proyectos, asociaciones y acciones para eliminar los residuos en tu ciudad.

Esto te ayudará a no sentirte abrumado y a disfrutar del camino.

Entonces, ¿te animas a empezar a vivir de forma más sostenible y sin residuos? ¡Está en tu mano mejorar! ¡Empieza tu camino hacia el residuo cero!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *