playa llena de basura

El plástico tarda cientos de años en desaparecer y solo el 30% del plástico que se consume se recicla.

Esto nos lleva a una situación en la que, según datos ofrecidos por National Geographic, 8 millones de toneladas de residuos plásticos acaban en los océanos cada año. De hecho, si los datos se mantienen, en 2050 habrá más plástico que peces en los océanos según apunta la ONU.

Por ello, reducir los plásticos que consumimos y, en particular, los plásticos de un solo uso, es imprescindible para cuidar del planeta. Aquí te dejamos varias ideas de cambios que puedes hacer para vivir sin plásticos:

  • Lleva siempre contigo tu botella reutilizable. Una forma fácil de no tener que recurrir a las botellas de agua de plástico. ¿Sabías que para fabricar una botella de 1L hacen falta 3 litros de agua? Totalmente insostenible.
  • Evita comprar alimentos envasados en plástico. Opta por llevar tus bolsas reutilizables y botes.
  • No utilices papel film o papel de aluminio. Utiliza envoltorios reutilizables o, simplemente, guarda tus productos en envases de vidrio, tupperwares o, simplemente, usando dos platos.
  • Pásate a los sólidos en la ducha y consigue un baño cero residuo. Hazte con un jabón, un champú y un acondicionador sólido y evita consumir botes de plástico.
  • Almacena tus alimentos en envases de cristal o acero inoxidable.
  • Cambia el papel de cocina por bayetas de bambú o de algodón y celulosa. Estas alternativas son 100% biodegradables y no expulsan microplásticos.
  • Lleva tus snacks en bolsas reutilizables.
  • Pásate a la copa menstrual o a las compresas de tela.
  • Cambia los discos desmaquillantes desechables por unos discos reutilizables.
  • Deja de utilizar maquinillas de afeitar desechables. Opta por otros métodos de afeitado y depilación más respetuosos con el medio ambiente, como las maquinillas clásicas reutilizables.
  • Rechaza las pajitas de plástico o usa pajitas de acero inoxidable o cañitas de bambú.
  • Evita los tubos de pasta de dientes, opta por pastas de dientes sin plásticos.
  • Lleva siempre contigo una bolsa de tela, así evitarás despistes y tener que adquirir bolsas de plástico.

Y, recuerda antes de adquirir un nuevo producto “cero residuo”:

  • REUTILIZA LOS UTENSILIOS DE PLÁSTICO QUE YA TENGAS. Botes de gel o champú, bolsas de plástico, maquinillas desechables, etc. gasta todos los productos que tengas antes de empezar a comprar nuevos productos.
  • REPARA ANTES DE TIRAR. Investiga si es posible reparar aquellos objetos que ya no funcionen antes de decidir tirarlo a la basura. 
  • RECURRE A TUS AMIGOS Y FAMILIARES CUANDO NECESITES ALGO QUE NO VAS A UTILIZAR A MENUDO. Por ejemplo, si necesitas un destornillador pero sabes que no vas a usarlo muy a menudo, intenta buscar quién te lo preste o recurre a las tiendas de segunda mano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.